La instalación de placas solares no solo representa un paso hacia la sostenibilidad energética, sino que también puede brindar beneficios fiscales significativos a los propietarios de viviendas. Uno de los aspectos clave de este beneficio es la deducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) proporcionada por la Agencia Estatal de Administración Tributaria (AEAT). Si has optado por el autoconsumo energético en el año 2023, tienes la oportunidad de acceder a la deducción del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) por la instalación de paneles solares. Con el inicio de la campaña de la Renta el 3 de abril, es importante tener en cuenta que debes marcar la casilla correspondiente para solicitar tu deducción, la cual puede variar entre el 20 % y el 60 %. Además de esta deducción, también existen otras ventajas fiscales que podrían resultar beneficiosas para ti.

Explorando el proceso de deducción del IRPF por placas solares

¿Cómo funciona este proceso?

Imaginemos un escenario donde un hogar decide adoptar la energía solar. Si tras instalar placas solares, se logra reducir el consumo energético en un 7 %., esto le otorga el derecho a una deducción del 20 % en el IRPF.

Por ejemplo, si el costo de la instalación es de 4.400 €, la deducción correspondiente sería:

4.400 € * 20 % = 880 €

Este monto representa el derecho que tiene la vivienda a deducirse en su declaración de la RENTA. En el formulario, estos gastos deben ser incluidos en las casillas habilitadas para la deducción por eficiencia energética, comenzando desde la casilla 1660.

Además de proporcionar información sobre los gastos realizados, es crucial adjuntar toda la documentación pertinente que respalde la deducción del IRPF. Esto incluye pruebas que demuestren la reducción del 7 % en el consumo mediante el certificado energético, un requisito fundamental para poder acceder a este beneficio fiscal.

El importe total de la deducción obtenida, en nuestro ejemplo, los 880 €, se restará directamente de la base imponible del IRPF. Este proceso no solo incentiva la adopción de tecnologías sostenibles, como las placas solares, sino que también brinda un alivio financiero significativo a los contribuyentes comprometidos con la eficiencia energética.

Y esto no es todo! Quedan otros beneficios que explicaremos a continuación:

Bonificación de IBI por placas solares

La bonificación del Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI) por la instalación de placas solares puede variar significativamente dependiendo del municipio donde se realice la instalación, pudiendo alcanzar hasta el 95 % de reducción y extenderse hasta por un período de 5 años. Es importante tener en cuenta que cada localidad tiene su propia normativa respecto a esta bonificación, por lo que se recomienda consultar la normativa municipal correspondiente para conocer los detalles específicos.

A continuación, presentamos algunos ejemplos de municipios que ofrecen esta reducción en el IBI por la instalación de placas solares:

Andalucía:

  • Sevilla: Bonificación del 30 % – 50 % durante un período de 4 años, con una distribución de 3 años al 50 % y 1 año al 30 %, aplicable a propiedades residenciales.
  • Cádiz: Ofrece una bonificación del 50 % por un período de 10 años para residencias habituales.
  • Córdoba: Bonificación del 50 % durante 4 años para propiedades residenciales.

Madrid:

  • Madrid: Proporciona una bonificación del 50 % durante 3 años para propiedades residenciales, comerciales y urbanas.
  • Móstoles: Bonificación del 50 % durante 4 años para propiedades residenciales, comerciales y urbanas.
  • Alcalá de Henares: Bonificación del 50 % durante 1 año para propiedades residenciales, comerciales y urbanas.

Cataluña:

  • Barcelona: Bonificación del 50 % durante 3 años para todas las propiedades.
  • Badalona: Bonificación del 50 % durante 4 años para propiedades residenciales, comerciales y urbanas.

Valencia:

  • Valencia: Bonificación del 25 % – 50 % durante 3 años, con un 50 % aplicable a propiedades residenciales y un 25 % para propiedades no residenciales.
  • Alicante: Ofrece una bonificación del 50 % durante 3 años para propiedades con menos de 5 kWp/100m2 construidos.
  • Elche: Bonificación del 50 % durante 3 años para propiedades residenciales.

Es crucial tener en cuenta que la bonificación del IBI varía no solo entre las comunidades autónomas, sino también dentro de las mismas. La decisión de implementar este incentivo fiscal y su aplicación práctica recaen en los gobiernos municipales respectivos.

El ICIO para placas solares

El Impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras (ICIO) es un gravamen obligatorio aplicado a la instalación de placas solares. La mayoría de los municipios requieren el pago de este impuesto al instalar paneles solares; sin embargo, muchos de ellos también ofrecen bonificaciones en el ICIO para este propósito.

Las bonificaciones en el ICIO por la instalación de placas solares pueden variar considerablemente según el municipio, oscilando entre un 10 % y un 95 %. Al igual que con el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), la lista de municipios que ofrecen este incentivo fiscal es larga. A continuación, se presentan algunos ejemplos:

Programas de Ayuda para Placas Solares en Distintas Regiones de España:

Andalucía:

  • Sevilla: 75%
  • Cádiz: 95%
  • Córdoba: 95%

Madrid:

  • Madrid: 95%
  • Móstoles: No disponible (✘)
  • Alcalá de Henares: 90%

Catalunya:

  • Barcelona: 95%
  • Hospitalet de Llobregat: 95%
  • Badalona: 50%

Valencia:

  • Valencia: 95%
  • Alicante: 50%
  • Elche: No disponible (✘)

En conjunto, estos incentivos fiscales y bonificaciones municipales hacen que la inversión en energía solar sea más atractiva para los propietarios, promoviendo así la transición hacia fuentes de energía renovable y contribuyendo a la sostenibilidad ambiental y la reducción de emisiones de carbono.

¡No te pierdas estos consejos!

¡No hacemos spam! Lee nuestra [link]política de privacidad[/link] para obtener más información.